Presentación

No soy más que alguien que fue capaz de esconder el fonendoscopio soñado a su madre para evitar pasarme el resto de mi vida entre enfermedades. Alguien que escuchó lo justo a su padre para conseguir seguridad en la vida. Que no tuvo el valor suficiente para enfrentarse a las bellas artes por pereza, y descubrió el maravilloso mundo de la docencia. Y entre tanto ir y venir en recorrer el camino de mi vida, siempre estuve acompañado de mi gran pasión desde la adolescencia: la música.

Y llegado este momento que de todo has aprendido te das cuenta que en realidad no has huido de tus experiencias. Ahora soy consciente de que he sido capaz de enfrentarme a las bellas artes (si es que esto es bello y es arte) con una Nikon al cuello (en vez de un fonendoscopio) entre infectados de lo misma enfermedad que padezco, enseñando a quien necesita lo poquísimo que sé.

Tan solo capturo momentos de lo que vivo, de lo que viven, de lo que vivimos…

 

Vicente Ramirez
-This Is ROCK magazine-